Histórico de artículos
Junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivo de Junio de 2012

La Iglesia Católica y el pago del IBI (Impuesto sobre Bienes e Inmuebles)

Estos días atrás, de nuevo se ha puesto en marcha la orquestada campaña contra la Iglesia Católica que algunos cabecillas sociales e ideológicos de vez en cuando alimentan y encienden de nuevo la mecha por ver si prende el combustible que antes también se han encargado de distribuir por los diferentes puntos sensibles de nuestra sociedad. A vueltas con el IBI, vuelven a la carga de si la Iglesia debe de pagar dicho impuesto.

El objetivo final de estas campañas, es arrojar sus mensajes y dejar que otros los extiendan y propaguen, pero siempre con la seguridad de que sus huestes, sus fieles seguidores los terminaran de manipular y llevar hasta límites insospechados, pues siempre y sin nada a cambio, están dispuestos a obedecer y ayudar con los ojos cerrados, todo lo necesario en estos tipos de cometidos.

Por el contrario, en el lado contrario, suelen estar  los supuestos enemigos que hay que abatir y que por muchas, muchas causas no quieren “entrar al trapo”. Estas personas no quieres significarse públicamente aunque sus pensamientos e ideas estén totalmente en contra de dichos mensajes hirientes. Y precisamente de eso se valen y lo utilizan como arma de ariete contra nuestros muros……..

No debemos de caer en la indiferencia y en el “pasar” de ello…. Debemos contestar de la manera en que nuestras posibilidades nos permitan, apoyando, discrepando e incluso publicando nuestra solidaridad para hacernos ver y enseñar nuestra pacíficas armas, si, pero a la vez útiles necesarios para defender nuestras ideas y entre ellas, nuestra fe.

La gran mayoría, ha demostrado muchas veces esta actitud. No hay más que ver el resultado de las campañas que obtiene la Iglesia con la famosa casilla en el impuesto sobre la renta. Y este, junto a otros parecidos, debe de ser el ejemplo a seguir. Demos todo nuestro apoyo a instituciones que como la Iglesia, sin ningún tipo de lucro, favorecen en cualquier sentido incluido el espiritual a la totalidad de la sociedad, sin importarle raza, religión, condición social, económica, política, etc…

Quiero dejar un enlace a un video, que hace días el periodista y locutor de Onda Cero D. Carlos Herrera, dedicaba desde sus micrófonos en defensa de esta nueva pero vieja cruzada sobre el pago del IBI por la Iglesia.

http://infocatolica.com/blog/elolivo.php/1206170731-carlos-herrera-en-defensa-de

 

Dejo también la transcripción de dicho comentario para poderlo ir leyendo al mismo tiempo que escuchándolo:

Carlos Herrera

Carlos Herrera

Carlos Herrera.-  El Partido Socialista, que encabeza la cruzada de la izquierda contra la Iglesia Católica… ¿y de que manera? Pues ahora empieza una campaña de propaganda para que los ayuntamientos cobren a la Iglesia el IBI…  eh…. el impuesto de bienes e inmuebles que no estén destinados al culto. Y usted, que lo oye por primera vez, se pregunta…. Ah, bueno ¿Y porqué no van a pagar estos…..los curas, las posesiones que tienen en le Iglesia Católica?

Vamos a ver, el IBI es un impuesto que está exento para la Iglesia Católica en función de la ley de Mecenazgo y de acuerdos con la Santa Sede, pero es que no solo está exenta para la Iglesia Católica. Está exento para todas las sociedades sin ánimo de lucro.

Si la Iglesia tiene un “parking”, la iglesia de Guadalajara tiene un “parking” y cobra por ese “parking”, la Iglesia, paga por ese “parking”. Si un sacerdote tiene una vivienda privada y la vivienda, pertenece a un sacerdote, ese sacerdote paga el IBI por esa vivienda. ¿Quien no paga el IBI dentro de la Iglesia Católica? los conventos de religiosas, por ejemplo.

Si la Iglesia tiene una actividad económica por la que se lucra en algún edificio, pues paga el IBI de ese edificio. Pero oiga, es que el IBI no lo paga tampoco la SGAE, ni el IBI lo pagan los partidos políticos, ni lo pagan las federaciones de futbol….

Así, que toda esta campaña de mentiras, de demagogias, de oportunismo ridículo…. eh….tiene el sentido que tiene.

Cuando al PSOE le faltan las ideas ó se le acaban las ideas, inmediatamente pone en marcha algo contra la Iglesia.

Entonces, si lo que hay que hacer es cambiar la ley de Mecenazgo para cobrarle a la Iglesia el IBI… ánimo. Animo porque entonces van a pagar ellos primero por la sede de Ferraz, por la que no pagan… por la que no pagan, deberán pagar entonces a partir de ahora 31.000 euros ahora al año.

Oiga, también las ONG están exentas…y las confesiones judías, protestantes y musulmanas también están exentas.

Pero ahora, si quieren, echamos un vistazo a todo lo que hace la Iglesia y que desde luego no hace el PSOE, que no da de comer a nadie. A los comedores de Cáritas, de Manos Unidas, oiga y a toda la labor asistencial, oiga y a toda la labor asistencial de los 107 hospitales, de los 1004 centros sociales, de los ambulatorios, de los asilos…….. de todo lo que le ahorra al estado, aproximadamente 20.000 millones de euros al año, por su labor social y asistencia.

Y oiga, claro que Cáritas recibe del estado un dinero, también de la Iglesia, también de particulares, también de fundaciones, de empresas, etc…. Pero es que el PSOE…eh… recibe 33 millones de euros….eh… y los sindicatos 250 millones… ósea que si se empieza a pagar… perfecto, que empiece a pagar la UGT por su patrimonio inmobiliario. Porque lo contrario, son campañas demagogas, eructos ideológicos, mentiras oportunistas, ridículas, absurdas, pero es lo que hay.

Mire, lo único que hace gratuito la Iglesia Católica, es salvar de la marginación a mas de 1,5 millones de personas cada año. Por ejemplo el pasado año. Y buenos, si le cobramos el IBI, que los manden a todos a la calle de Ferraz a que les den de comer….

Solemnidad Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Corpus Christi Logroño

Corpus Christi Logroño

«Mi carne es verdadera comida,
y mi Sangre verdadera bebida;
el que come mi Carne, y bebe mi Sangre,
en Mí mora, y Yo en él.»
(Jn 6, 56-57)

Corpus Chisti (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini (“Cuerpo del Señor”), es la principal finalidad de proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento. La celebración se lleva a cabo el jueves después de la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo después de Pentecostés (es decir, Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección). Específicamente, Corpus Christi es el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte; aunque en aquellos lugares en que no es festivo, se traslada al domingo siguiente.

La celebración del Día de Corpus Christi se remonta a los años 1192-1258 y hasta la fecha estas festividades de la Iglesia Católica se realizan en muchos países del mundo.

En muchos lugares es una fiesta de especial relevancia y en varios países es un día festivo oficial (ciertas partes de España, Austria, partes de Alemania y Suiza, Brasil, República Dominicana, Bolivia, Croacia, Polonia, Trinidad y Tobago, Portugal, Perú y Venezuela).
En España dejó de ser un día festivo hace algunos años, excepto en los municipios donde es fiesta local, y desde entonces la Iglesia lo celebra el domingo siguiente.

Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que la hostia, el mismo Cuerpo de Cristo, se exhibe en una custodia e incluso saliendo con toda solemnidad por las calles de las ciudades.

Leer el resto de esta entrada »

Marcelino Champagnat

 

Marcelino Champagnat (1789-1840)
presbítero, de
la Sociedad de María,
Fundador de los Hermanos Maristas de la Enseñanza o Hermanitos de María

 

MARCELINO CHAMPAGNAT nace el 20 de mayo de 1789 en Marlhes, un pueblo de las montañas del Centro-Este de Francia, en el momento en que estalla la Revolución Francesa. Es el noveno hijo de una familia profundamente cristiana. Su educación es eminentemente familiar. Su madre y una tía suya exclaustrada, despiertan en él una fe sólida y una profunda devoción a María. Su padre, agricultor y comerciante, poseía una instrucción superior a la normal por aquellos pueblos, está abierto a las nuevas ideas y desempeña un papel político importante en su ayuntamiento y en toda la región. Sabe también inculcar en Marcelino la aptitud para los trabajos manuales, el gusto por la acción, el sentido de la responsabilidad y la apertura a las ideas innovadoras.

Cuando Marcelino tiene 14 años, un sacerdote de paso por su casa, le hace descubrir que Dios le llama al sacerdocio. Marcelino, cuya escolaridad había sido muy deficiente, se pone a estudiar con todo ardor “porque Dios lo quiere”, mientras sus parientes cercanos, conocedores de sus limitaciones, tratan de disuadirle. Los años difíciles de su estancia en el seminario menor de Verriéres (1805-1813) son para él una etapa de extraordinario crecimiento humano y espiritual.
En el seminario mayor de Lyon tiene por compañeros, entre otros, a Juan María Vianney, futuro Cura de Ars, y a Juan Claudio Colin, que más tarde será el fundador de los Padres Maristas.

Forma con otros seminaristas un grupo cuyo proyecto es fundar una congregación que comprendiera sacerdotes, religiosas y una orden tercera, que llevaría el nombre de María, la “Sociedad de María”, cuya finalidad sería recristianizar la sociedad civil. Conmovido por la miseria cultural y espiritual de los niños de los pueblos, Marcelino siente la urgencia de crear dentro del grupo una congregación de Hermanos que dedicaran a la educación cristiana de la juventud. Decía con frecuencia: “No puedo ver a un niño sin sentir el deseo de decirle cuanto le ama Jesucristo”.

Leer el resto de esta entrada »

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Un solo Dios en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

La Iglesia dedica el siguiente domingo después de Pentecostés a la celebración de la festividad del misterio de la Santísima Trinidad, un misterio es todo aquello que no podemos entender con la razón. Es algo que sólo podemos comprender cuando Dios nos lo revela.

El misterio de la Santísima Trinidad -Un sólo Dios en tres Personas distintas-, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, pues es el misterio de Dios en Sí mismo.

Aunque es un dogma difícil de entender, fue el primero que entendieron los Apóstoles. Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los católicos creemos que la Trinidad es Una. No creemos en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, sabemos que cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Con todo, las personas de la Santísima Trinidad son distintas entre sí, dada la diversidad de su misión: Dios Hijo-por quien son todas las cosas- es enviado por Dios Padre, es nuestro Salvador. Dios Espíritu Santo-en quien son todas las cosas- es el enviado por el Padre y por el Hijo, es nuestro Santificador.

Lo vemos claramente en la Creación, en la Encarnación y en Pentecostés

– En la Creación, Dios Padre está como principio de todo lo que existe.

– En la Encarnación, Dios se encarna, por amor a nosotros, en Jesús, para liberarnos del pecado y llevarnos a la vida eterna.

– En Pentecostés, el Padre y el Hijo se hacen presentes en la vida del hombre en la Persona del Espíritu santo, cuya misión es santificarnos, iluminándonos y ayudándonos con sus dones a alcanzar la vida eterna.

Para explicar este gran misterio, existen ciertos símbolos que son entendibles a nuestra razón: La Santísima Trinidad es simbolizada como un triángulo.
Cada uno de los vértices es parte del mismo triángulo y sin embargo cada uno es distinto

También podemos simbolizar a la Santísima Trinidad como una vela encendida: La vela en sí misma simboliza al Padre, la cera que escurre es el Hijo, que procede del Padre y la llama encendida es el Espíritu Santo. Los tres son “vela”, pero son distintos entre sí. Hay quienes simbolizan a la Santísima Trinidad en forma de trébol. Cada una de las hojas es “trébol” pero son distintas entre sí.

Leer el resto de esta entrada »