Histórico de artículos
noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

SUEÑOS CUMPLIDOS (Gene Sharp II)

¿Hasta qué punto el trabajo de Gene Sharp y de su fundación “The Albert Einstein Institution”, demuestra el poder de la gente para cambiar las cosas sin recurrir a la violencia de los fusiles y las bombas? Veamos algunos ejemplos.

En respuesta a la invitación de un activista birmano, el coronel Bob Helvey fue enviado a Birmania para explicar allí las teorías de Gene Sharp.

  Pilares de apoyo: “Si puedes identificar las fuentes de poder de un Gobierno, como la legitimidad, el apoyo popular, el apoyo institucional, político, de las comunidades religiosas, de los trabajadores, lo que sea, sabrás de qué depende la existencia de esa dictadura. Y puesto que todas esas fuentes de poder dependen de la buena voluntad, de la cooperación y la obediencia, tu trabajo es bastante sencillo: reduce esas fuentes de poder” (G. Sharp).

 

Bob Helvey

“Desgasta, fagocita los pilares que sustentan el edificio, sin violencia, y éste caerá inevitablemente. Lo ideal no es que los pilares queden destruidos, sino que sean traspasados al movimiento democrático” (B. Haelvey).

Cuando explicó este mensaje a los birmamos, ellos decían “¿Dónde estaba esta información? Llevamos veinte años matándonos ¿Cómo no sabíamos esto?” Otros se acercaron preguntando: “¿Cómo puede pasarse de una dictadura a una democracia?” Y ese fue el origen del manual “De la Dictadura a la democracia”. Gene no conocía las peculiaridades de Birmania, así que reunió las premisas en las que había estado trabajando y que consideraba de aplicación general, las plasmó en su libro y lo introdujo de contrabando en el país para ayudar en los cursos de lucha no violenta.

Planificación y estrategia: Gene estuvo en la plaza de Tiananmen cuando estalló la revuelta estudiantil de China. Allí comprendió la importancia de la planificación y la estrategia. “No hacerlo te lleva al fusilamiento, como ocurrió allí”. Su compromiso con la vida humana es reiterativo en su discurso. No se puede sostener un ideal dando por hecho la pérdida necesariade vidas.

Jamila Raqib

También fue invitado a Letonia, Lituania y Estonia, esta vez por los propios gobiernos. Habló con los ministros sobre la naturaleza y las necesidades de la campaña que estaban usando para lograr la secesión pacífica de la Unión Soviética. Los tres países se convirtieron en soberanos sin perder casi ninguna vida en el camino.

En Serbia, los estudiantes que habían fundado “OTPOR!” (un movimiento estudiantil de resistencia al régimen de Milosevic) invitaron a la Fundación Albert Einstein a participar en unas jornadas universitarias. Una vez más acudió el coronel Bob Helvey. Los jóvenes – muy renuentes a dar detalles de su organización por miedo a la represalia- se mostraron maravillados y avergonzados por no saber que existía un libro que hablaba con claridad de las cosas que ellos habían aprendido a palos.

Superar la atomización: “Hacer que la gente tenga miedo de hablar entre sí, con el vecino, miedo incluso de relatar a un familiar lo que piensa realmente, es la estrategia que utilizan estos sistemas para controlar a la población. Al ver el ejemplo de valentía en otras personas pasamos a ser “nosotros”. Cuando esto sucede, “nosotros” podemos hacer cosas que yo sólo no podría” (G. Sharp).

Durante el año 1997 los jóvenes serbios estuvieron saliendo a la calle día tras día. Era agotador, aburrido y hacía mucho frío en invierno. Así que decidieron, siguiendo la premisa de superar la atomización, asomarse a las ventanas de sus casas entre las 7:30 y las 8:00 de la tarde, haciendo ruido con ollas y sartenes. Luego comenzaron a pegar carteles y a repartir camisetas con el símbolo de “OTPOR!” en todos los sitios. La policía pegaba muy duro y detenía a los jóvenes que llevaban puestas dichas camisetas. Pero llegó el día en que, al llegar a casa, policías y militares escuchaban hablar a su hijo de que nadie quería relacionarse con él porque su padre pegaba a chavales de su edad. De éste modo cesó la presión sistemática.

Exportar las revoluciones sociales es imposible. En Georgia, Ucrania y Moldavia, por ejemplo, el mayor éxito se obtuvo al hacer comprender a la policía que ellos eran tan víctimas del sistema como los propios civiles. ¿Qué sentido tenía entonces la lucha de víctimas contra víctimas?

MARTACM

Deja un comentario