Histórico de artículos
octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Un aniversario “muy especial”

31 de marzo. Día muy especial para mí. En aquella ocasión, la fecha del calendario marcaba 31 de marzo de 1985, Domingo de Ramos.

foto2

Todos y cada uno de los domingo de ramos, han representado para nosotros, para mí esposa y para mí, nuestro aniversario de boda y por su puesto, también en la fecha 31 de marzo.

Sucedió a las diez de la mañana de aquel día. Todo estaba preparado para la Eucaristía de la Cofradía como venía siendo ya habitual, antes de la salida procesional.

La capilla del Colegio de la Enseñanza (Compañía  de María) llena a rebosar. Más de  150 cofrades de la Entrada de Jesús en Jerusalén  todos revestidos con sus hábitos. Otros más de 300 hermanos de otras cofradías con sus palmas y ramos. El coro al completo de la Escolanía de la Rioja de las R.R.M.M. Escolapias bajo la dirección de Dña. Isabel Calatayud preparados todos para el inicio de la ceremonia. Todo preparado y decorado con los colores de la Cofradía, blanco y azul, incluso el coche utilizado para esta ocasión.

foto5

En el centro del altar además de los sacerdotes oficiantes de la Eucaristía. D. Matías Sáinz de Ocáriz Hermano Mayor de la Hermandad de la Pasión y el Santo Entierro y D. Pedro Trevijano Etcheverría, Hermano Prior de la Cofradía Entrada de Jesús en Jerusalén. Junto a ellos, otras dos personas. Ella, Lourdes Esquíu Bustamante, cofrade de la Entrada de Jesús. El, Ricardo Ochoa Urízar, cofrade y fundador de esta misma cofradía, revestidos igualmente con el hábito. Como padrinos, el hermano de ella y la hermana de él también cofrades. Preparados para actuar como testigos del enlace, D. Antonio López-Castro Soria y D. Eugenio Martínez Abanzabalegui, Hnos. Mayores de la Hermandad y Cofradía respectivamente.

Terminada la ceremonia y ya como esposos, participamos un año más en la procesión de Ramos cada uno de nosotros en nuestros habituales puestos, ella como acompañante de los infantiles y yo como cabo de varas. Al salir de la capilla al patio interior donde estaba preparado Nuestro Señor montado en su pollino para su salida procesional, fuimos recibidos como suele ser tradicional en estos enlaces, por la consabida lluvia de arroz.

foto1

Al finalizar la procesión y con el espíritu totalmente dividido en dos, nos dispusimos para acompañar a la familia en el ágape ofrecido en un restaurante. Pero nada más acabada ésta comida, nos marchamos mi esposa y yo dejando a toda la familia todavía en el restaurante, para reunirnos con la otra gran FAMILIA de nuestra cofradía, a la que les ofrecimos en una sociedad gastronómica del centro de Logroño  una comida de hermandad para la cofradía y amigos de otras cofradías, con los cuales nos reunimos en cuanto pudimos.

Permanecimos en nuestra ciudad de Logroño, participando de todos y cada uno de los desfiles procesionales hasta la tarde del Domingo de Resurrección que partimos de viaje de novios hacia Málaga para ver los diferentes traslados de imágenes.

foto3

Como digo…un día muy especial para nosotros y aunque la fecha es el 31 de marzo, siempre lo celebramos con el corazón todos y cada uno de los DOMINGOS DE RAMOS.

Deja un comentario