Gran Rosario de la Aurora 2020

Una nueva edición del Rosario de la Aurora se celebrará este 30 de mayo de 2020, como último sábado del mes de las flores, mes dedicado a la Virgen María.

El Rosario está organizado por La Parroquia de Santiago El Real, La Cofradía de Jesús Nazareno y Ntra. Sª de los Dolores, La Cofradía de la Esperanza, La Corte de Honor de la Virgen del Pilar, La Milagrosa y La Legión de María, y abrirán las puertas del Templo a las 6,30.

Este año, aún con el problema de salud general del COVID-19 Se celebrará una nueva edición pero sin la ya tradicional procesión y rezo del rosario por el conocido y también tradicional recorrido que comenzaban con la concentración y salida desde las 6.30 horas de la Concha del Paseo del Espolón, con el recorrido Muro de la Mata, Bretón de los Herreros, 11 de Junio, Portales, Sagasta, Mayor, Plaza de la Oca y Barriocepo, hasta la Iglesia de Santiago el Real donde aproximadamente al fin, sobre las 7.30 y continuación, se celebra la Eucaristía en la Iglesia de Santiago el Real

Desde todas las parroquias e instituciones de la Iglesia, nos vuelven a invitar y animar a participar junto a todas ellas, en esta nueva convocatoria del año 2020, pero recordando que no habrá procesión por el habitual recorrido y que el Gran Rosario, lo celebraremos ya dentro del templo, iniciándolo a la misma hora con la apertura de las puertas del Templo a las 6.30 y a continuación la Eucaristía como cada año.

Recordar que solo se permitirá la entrada al templo de Santiago el Real hasta justo el horario previsto de inicio o en cuanto se complete el aforo permitido de 200 fieles.

 

Como viene siendo habitual, organizado por la Parroquia de Santiago el Real y la colaboración de la Cofradía de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, Cofradía de nuestra Señora la Virgen de la Esperanza, y otras asociaciones religiosas, así como Radio María, tendrá lugar la celebración de este Gran Rosario de la Aurora.

Hace algunos años, la organización de éste Rosario, venía siendo compartida por los diferentes grupos marianos de la ciudad y la coordinación del mismo corría a cargo de los Cruzados de Santa María.  Pero desde la Diócesis y a través de su Vicario Diocesano, se delegó esa tarea de coordinación a la Parroquia de Santiago el Real, junto con la colaboración de todas las cofradía y asociaciones religiosas íntimamente relacionadas con esta parroquia.

La imagen de la Virgen de Fátima que acompaña el recorrido, fue sufragada en su día por numerosas familias y por los Cruzados de Santa María, quienes fueron los encargados de adquirirla y hacerla llegar hasta nuestra ciudad.

Se trata de una talla de unos 70 cm. de la Virgen de Fátima, con una expresión de sencillez y ternura cautivadora.

Historia del Rosario de la Aurora.

Parece ser que sus orígenes se remontan al siglo XVII cuando los frailes dominicos difundieron el rosario (su fundador fue Santo Domingo de Guzmán) por toda España, tras la batalla de Lepanto, librada por los reinos cristianos contra los turcos.

El rosariom es un rezo católico popular en el que se recuerda la totalidad de la Redención, dividido en tres series de cinco misterios cada una y separados estos por un padrenuestro, diez avemarías y un gloria.

El rosario de la aurora se cantaba y rezaba al amanecer (de ahí su nombre), en las madrugadas de los días festivos señalados

¿De dónde proviene dicha frase?

“Acabar como el rosario de la aurora” es una frase hecha que usamos para referirnos a un hecho o suceso que sabemos o presentimos que va a acabar mal.

Hay infinidad de versiones, y según en qué parte de España busquemos, difiere de las otras, pero todas tiene como denominador común que proviene de un rosario que se reza de madrugada, en diferentes horarios según los lugares y en procesión por las calles. El final de dicho Rosario, no se sabe con fiabilidad como acabó realmente y el porqué

Traemos varias de estas explicaciones que hemos ido encontrando y que nos han parecido más fiables. Seguramente debido a las horas del Rosario que recorre las calles cantando al asomar la aurora pudiera haber muchos conflictos, si tenemos en cuenta que a la hora de salir el rosario solían andar las rondas de jóvenes pendencieros por las calles, y que hasta no hace mucho eran frecuentes en España las confrontaciones por motivos políticos o religiosos.

La primera.- En Orihuela había una costumbre muy arraigada en las décadas de 1940 y 1950 que era el Rosario de la Aurora. A altas horas de la madrugada, entre las 3 y las 4 de la mañana, salía un cura rezando el Santo Rosario por las calles de la ciudad hasta las 5 ó 6 de la mañana. Detrás del sacerdote, en dos filas, lo seguían las mujeres y a continuación los hombres, nunca mezclados. Este rosario se nutría con unas 200 ó 300 personas que portaban faroles y cirios. Eran muy ruidosos pues a cada Padre Nuestro del sacerdote, contestaban a coro las 200 a 300 personas el correspondiente Ave María, pero además cantaban canciones religiosas. Esta procesión salía todas las madrugadas y perturbaba el sueño de quienes tenían que irse temprano a trabajar. De vez en cuando de algún anónimo balcón les tiraban un cubo de agua y a veces cosas más sucias, pero la procesión continuaba imperturbable. Cuando alguien les tiraba algo, los integrantes de la procesión susurraban: «Que Dios se apiade de tu alma». La canción que más les gustaba y que cantaban a voz en cuello, con excelentes pulmones, decía así:

“El demonio, en la oreja te está diciendo: No vayas al Rosario y sigue durmiendo. Viva María. Muera el pecado. Viva Santo Domingo que lo ha fundado.»

Otra.- En otro sitio de Andalucía, pudiera ser Cádiz, existía una cofradía a la que llamaban “el Rosario de la Aurora” por su costumbre de alargar el rezo del Rosario hasta altas horas de la madrugada. Hay dos versiones de ello y seguramente las dos inventadas. La primera que el alguacil, prohibió sus rezos debido al escándalo que hacían por la calles. Los cofrades se negaron, e intervino la fuerza pública; Parte de los vecinos se pusieron de parte de los cofrades y empezaron a arrojar a los policías cosas desde las ventanas. La policía entro en las casas desalojando a los vecinos hasta la Plaza Mayor, donde se lió otra revuelta. Y la segunda, que el citado alguacil, pertenecía a otra cofradía, y debido a la popularidad que estaba cogiendo la Cofradía de la Aurora, decidieron boicotear el rezo, armando follón con cencerros, y claro, se lió la bronca.

Otra más dice.- Una madrugada de Rosario de la Aurora,  unos borrachos que se retiraban ya a sus casa,  se incorporaron al final de esta procesión y trataron de acompañar con buena intención los cánticos y las plegarias, pero como iban empapados en alcohol, empezaron  a desentonar y a entrar y salir a destiempo con respecto a los demás. Primero hubo reproches, después gritos de ¡Qué se vayan! Y finalmente se armó una gresca fenomenal. En la batalla campal que se organizó, hubo incluso heridos a farolazos y desde entonces, en la comarca y otros lugares pues se extendió como la pólvora, cuando algo sale mal y termina con alguna violencia, se dice: «Terminó como el Rosario de la Aurora, a farolazos.»

La penúltima.- En un pueblecito de la provincia de Cádiz. Existía una cofradía conocida como el Rosario de la Aurora. Sus componentes salían en procesión de madrugada, rezando el rosario a la luz de un farol. Pero, al igual que los cofrades, abundan los camorristas. Y hubo una madrugada en que los devotos se cruzaron con un grupo que los provocó de tal manera que la cosa acabó a golpes.

Y para terminar, la última.- Dicen, parece ser que a principios del siglo XIX era costumbre realizar el rosario a estas inhumanas horas por la misma zona que otra agrupación religiosa realizaba igualmente otra procesión coincidiendo su recorriendo por las calles cercanas a su iglesia. En uno de estos rosarios se encontraron los dos grupos de fieles avanzado por la misma y estrecha calle en sentidos opuestos. Ambas pías facciones reclamaban que el grupo opuesto dejase expedito el camino invocando su derecho de antigüedad sin que la caridad cristiana y la humildad asomasen en ninguno de los grupos. El resto, puede imaginarse: acabaron a farolazos.

Rosario de la Aurora en Logroño

Aunque éste año, por el motivo ya conocido y comentado del COVID19, modificará la ya tradicional y numerosa multitud concentración y siguiente procesión, que años atrás, personas de todas las edades, se daban cita para este evento, considerado incluso por personas nada religiosas como multitudinario, tal y como quedó reflejado en las muchas denuncias que año trás año, en los diarios de la ciudad venían produciendose, quejándose por el «excesivo volumen», por la «avalancha multitudinaria que impiden el tráfico» ó «Una masa de gente abandonando en bloque El Espolón que enfila el corazón de la ciudad» que sin duda, vienen a confirmar el total éxito y auge que año tras año, viene sumándose y  continuará siendo así a nuestro GRAN ROSARIO DE LA AURORA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.