Histórico de artículos
diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Regreso de la Virgen de Bueyo a su ermita.

 

 

Virgen de Bueyo

Hoy regresa a su ermita Nuestra Señora la Virgen de Bueyo, patrona de Albelda de Iregua. Y no lo hace como un año más, no. Lo hace celebrando su 75 aniversario de la llegada de la actual imagen a Albelda.

Tras celebrar una serie de actos organizados durante toda la semana, hoy domingo día 5 de octubre, cierran todos estos actos, la inauguración del Mirador de la Plaza de San Martín, donde estuvo situada la anterior parroquia y donde estuvo trasladada su imagen año tras año durante 70 de los últimos 75 años. La inauguración de la citada nueva plaza, será a las 13,00 horas y por lo tanto no se celebrará la eucaristía en la nueva parroquia.

A las 17,00 horas, Eucaristía presidida y concelebrada por nuestro señor Obispo de la Diócesis D. Juan José Omella Omella, quien al termino de la misma, despedirá y acompañara en su traslado hasta su ermita a nuestra Señora en su 75 aniversario.

Dicho traslado será aproximadamente entre las 17,30 y 17,45 de la tarde y será acompañada la comitiva por el grupo de danzas y gaiteros de Albelda de Iregua, representantes de las distintas parroquias y cofradías del valle del Iregua y de todos los que queramos participar de esta invitación por Nuestra Señora de la Virgen de Bueyo.

texto

Albelda de Iregua, dá dos advocaciones marianas a la Virgen: La Virgen Reina, cuya festividad se celebra el 22 de agosto, dedicándole triduo y fiesta en su capilla situada en la misma carretera de Soria  N-III  kms. 10 aproximadamente, y la de la Virgen de Bueyo, patrona de la localidad, cuya festividad se conmemora el 25 de Marzo.

De la patrona la Virgen de Bueyo, existe una tradición según la cual se le apareció a un pastorcillo que estaba con sus ovejas, manifestándole su voluntad de que en aquel lugar se levantase un templo para dar culto a una imagen suya que estaba en un matorral. El documento gráfico más antiguo que da noticia de esta aparición, es una estampa que puede datar del siglo XVII, no pudiéndose precisar por falta de documentos, si la imagen antigua de la Virgen era posterior al templo.

Virgen-Antigua

En la sacristía de la Iglesia de San Martín de Albelda, se conserva una talla gótica de madera de la Virgen con el Niño, que posiblemente sea la imagen antigua de la patrona del pueblo, a la que se le denomina la “Virgen de la Antigua”. Se trata de una bella escultura gótica del siglo XIV, rica herencia del patrimonio artístico de la antigua iglesia de Albelda, y de ahí toma su popular denominación.

Después de esta imagen, que al parecer se retiró por ser demasiado pesada para su traslado en procesión, se hizo otra talla de la Virgen que era hueca en su interior y de la cual no hay datos del año de su fabricación.

Entre los dias 15 y 16 de Mayo de 1936, la imagen de la patrona se encontraba en la Iglesia de San Martín y fue quemada por manos desconocidas. El pueblo de Albelda, estuvo tres años sin imagen, y hacia finales de 1939 se encargó una nueva imagen en Vitoria, siendo ésta, la imagen de la Virgen que hoy se venera.

Desde el siglo XV aproximadamente, se viene realizando tradicionalmente el traslado de   la imagen de la Virgen de Bueyo de la Ermita a la Iglesia de San Martín de   Albelda.

Con el transcurso de los años, la tradición ha perdurado hasta nuestros días, y solamente se ha modificado las fechas del traslado. Hasta el año 1945-50 aproximadamente, el día 28 de abril se realizaba la procesión desde su Ermita a la Iglesia de San Martín, trasladando la imagen de la Virgen para comenzar el sábado siguiente la novena en su honor.

Al cambiar la fecha de las fiestas patronales en Albelda a ese mismo día, el traslado se adelantó nueve días, de forma que la novena terminase la víspera del 28 de abril (San Prudencio).

Tras siete meses de permanencia en la iglesia de San Martín, se vuelve a trasladar la   imagen a la Ermita de Bueyo, concretamente el primer ó segundo domingo de octubre.

La imagen de la patrona de Albelda vuelve hoy desde la nueva Iglesia de San Martín a su Ermita y es acompañada durante la procesión por los vecinos y el grupo de   danzas de la localidad, que al ritmo melodioso de la dulzaina y tamboril, mecen al viento, el traje típico de esta localidad.

 

 

LETRILLAS   A LA VIRGEN DE BUEYO 

¡Hermosa Virgen de Bueyo!
de Albelda, Madre querida,
a tus plantas hoy me llego
de amor el alma rendida.Desde niño ya te amaba,
latir mi pecho sentía
siempre que yo te miraba
y el nombre tuyo decía.Y cuando a Bueyo bajaba
corriendo alegre y dichoso,
sólo tu rostro gracioso
en su Santuario buscaba.Después supe con agrado
que mi madrecita pía
a Tí, en solmene día
me tenía confiado.Cuando mi pueblo dejaba
para salvar a la Patria
a tu Santuario llegaba
con fe, pidiendo tu gracia.

Cuando en africanas tierras
la muerte doquier veía
consuelo para mí eras
esperanza y alegría.

Voví a mi pueblo querido
después de luchar con fe,
y un beso largo y seguido
en tu frente yo dejé.

Durante toda mi vida
tu sombra me ha protegido;
mi amor, en tanto yo viva;
tuyo será, sin desvío.Tiende a mí tus bellos ojos
ámame como yo quiero
que en esta tierra de abrojos
si no me miras me muero.Por nuestra España extendidos
hay muchos hijos de Albelda
también son hijos queridos
de tu amor, ¡oh Virgen bella!Por ellos también te ruego
míralos con compasión
Y siempre, Madre de Bueyo,
en tí encuentren protección.

Los que los mares pasaron
el pan buscando afanosos
antes de marchar juraron,
defenderte valerosos.

Ayúdales ¡Madre mía!
defiéndelos con tu amparo
para que vuelvan un día
al pueblo que abandonaron.

Querida Virgen de Bueyo,
nuestra Madre y alegría,
sé siempre de nuestro pueblo
amparo, consuelo y guía.

(Anónimo 1930)

 

La Ermita de la Virgen de Bueyo.

Se encuentra situada a unos cuatro kilómetros al Norte del pueblo, en dirección   a Logroño, existiendo algunas semejanzas con la Ermita de Santa Fé de Palazuelos.

Los   nombres de Buejo, Boia, Boio, que aparecen en documentos de la Edad Media,   indican que hubo una pequeña población asentada en la fertilísima vega del Iregua, junto a la orilla misma del río. Estos nombres son derivados de otros antiguos: Boy y Bue (buey), y nos indican la existencia de una dehesa de ganado vacuno en aquel lugar. La existencia de esa dehesa está confirmada en documentos del archivo   Albeldense.

No se puede precisar cuándo se formó la población, pero se sabe que existía   en el siglo IX, pues al fundar el rey Don Sancho de Navarra el Monasterio de San Martín, todo el término de Bueyo, pasó a depender de él y sus habitantes se convirtieron en criados del Monasterio.

El dominio de la Iglesia de Albelda sobre el término de Bueyo y la condición de siervos de sus habitantes, fue confirmada por los distintos reyes de Castilla hasta   el siglo XV, aunque para entonces ya había desaparecido.

En una carta del Obispo de Calahorra, D. Fernando, escrita en 1358, se habla de Bueyo como de un “lugar despoblado y yermo del todo”.

En el año 1368, el Cabildo de Albelda vendió al Concejo de Logroño entre otras   posesiones, sus derechos sobre el término de Bueyo.

 

59146332

Datos de la Ermita

Sabemos que en el siglo XII los habitantes de Bueyo, animados y ayudados sin duda por los monjes del Monasterio de San Martín de Albelda, levantaron una Iglesia de pequeñas proporciones, ya que la población nunca fue numerosa.

De este templo se conserva todavía en nuestros días, su ábside románico. Es una obra de sillería de planta, con una ventana en la parte central que fue agrandada posteriormente a su construcción. Al desaparecer la población de Bueyo quedó la Iglesia bastante abandonada y olvidada, sin embargo, ha desafiado la acción del tiempo, el peso de los siglos y el abandono de los hombres.

No hace muchos años, por iniciativa de Daniel Trevijano con la colaboración del pueblo de Albelda, devoto ferviente de la Virgen de Bueyo, se llevó a cabo una completa restauración, en un estilo que no desentonaba del ábside que acertadamente se ha conservado.

El edificio actual de la Ermita tiene una nave moderna que costeó en 1943 el propio D.. Daniel Trevijano, en memoria y cumplimiento de la última voluntad de su hermana Dña. Catalina, según se lee en una lápida de su fachada. Pero esta Ermita conserva el ábside semicircular románico del siglo XII, con graciosa cornisa de tejado abelletado y canes de nacela, verdadera reliquia artística en el valle del Iregua.

Las obras que fueron terminadas el 8 de Mayo de 1944, fueron dirigidas por el arquitecto Gonzalo Cadarso y las obras realizadas con la dirección de el párroco Tomás Ramírez, siendo en el año 1976 cuando se contribuyo a descubrir y realzar la belleza de la Ermita, una vez pintada y retirado el altar que ocultaba este ábside.

Fue restaurada y reparada en su techumbre en el 2005, reinaugurada el 2 de octubre de 2005, siendo párroco D. Fernando García Cordón.

Están previstas nuevas acciones sobre el exterior de las fachadas, sobre todo restaurar la piedra del ábside románico.

Los últimos párrocos de Albelda, han sido: D. Tomás Ramírez Pascual (1972 a 1981), D. José Vera y Ortega ( 1981 a 1998), D. Fernando García Cordón ( 1998 a 2006) y D. Félix Sáenz Solana (desde 2006), actual párroco.

Félix Sáenz SolanaD. Félix Sáenz Solana, párroco actual de Albelda de Iregua 2  Imagen de Nuestra Señora de Bueyo

 

 

Deja un comentario