Educación o aberración sexual en La Rioja

En el periódico «La Rioja» del 24 de Octubre en la sección «El teléfono de la Rioja» leemos lo siguiente: «Alfonso, de Logroño, quiere opinar ‘sobre la polémica que hay en el colegio Vicente Ochoa’. A su juicio, que a estas alturas de la vida, en el siglo que estamos, se esté en contra de que nuestra juventud reciba charlas sobre educación sexual es algo increíble. Es que parece que estemos todavía en la Edad Media».

 

Simplemente he de decir que no creo que nadie con sentido común discuta la necesidad de una educación sexual. El Concilio Vaticano II ya dijo: «Hay que iniciarlos (a los niños y adolescentes), conforme avanza su edad, en una positiva y prudente educación sexual». De hecho he dado educación sexual, como bien saben mis alumnos desde 1969, y el promotor de nuestra Asociación «Los niños son intocables», el policía +++7municipal Salvador Martí, también ha dado múltiples charlas sobre el tema de la prevención del abuso sexual infantil con su proyecto Alexia, enséñanos. Pero hemos procurado hacerlo de una manera sana y correcta, no como la realizan las defensoras de la Ideología de Género, ideología condenada por la Iglesia, ya que enseñan múltiples aberraciones.

Ya el curso pasado salimos en varias ocasiones a la calle, con el lema «Los niños son intocables», porque sabíamos que en varios centros escolares la organización SERISE, es decir Servicio Riojano de Sexología, estaba dando clases de presunta educación sexual con esa mentalidad, de manera lucrativa. A fin de evitarlo solicitamos a los padres que no estén de acuerdo con este tipo de enseñanza que solicitasen el pin parental, es decir que se les reconociese su derecho humano y constitucional a que sus hijos no asistiesen a esas charlas. En cuanto a los padres que estén de acuerdo con ese tipo de charlas, está claro que no nos oponemos.

Ahora bien, este curso a unas madres que solicitaron acogerse a su derecho, no se les quiso aceptar su reclamación y les dijeron que fuesen a la consejería de Educación y como no se les quiso recoger la notificación escrita de las familias, se ha recurrido a Abogados Cristianos para presentar una denuncia contra la Directora del Centro.

Una pregunta obvia es ¿qué se enseña en estas charlas? Lo sabemos porque se grabó una dada a padres de otro centro escolar. Recuerdo que cuando un sobrino mío con una hija de cinco años le expliqué lo que decían me dijo: «No te creo». Le contesté sencillamente: «Oye la grabación». Y vaya si me creyó.

En las charlas, aparte de las idioteces propias de la ideología de género, se habla como prácticas normales y corrientes lamer los genitales de otros niños e investigar el trasero de otros niños como hacen los perros con sus congéneres (es una manera fina de decirlo).

Creo, en consecuencia, que cualquier padre y especialmente los padres cristianos, tienen motivos para oponerse a esas charlas.

Por ello mi asombro ha sido grande cuando el Gobierno Riojano ha publicado una Nota de la que extraigo lo siguiente: «Las actividades complementarias recogidas en la

Programación General Anual de cada centro son de obligado cumplimiento para todos los alumnos.

Tras la información difundida en el día de hoy por una asociación de abogados en relación a unas solicitudes de exención de actividades complementarias relacionadas con actividades de educación afectivo-sexual, diversidad, identidad y expresión de género, y los diversos modelos de familia; desde el Gobierno de La Rioja se informa de que todas las actividades complementarias que están recogidas en la Programación General Anual (PGA) de los centros son de obligatorio cumplimiento por parte de todos los alumnos, sin excepción.» Por cierto la Fapa, se acaba de solidarizar con el Centro.

Hago una pregunta: ¿se da cuenta el Gobierno Riojano en qué jardín se ha metido él solito? Porque el artículo 27-3 de la Constitución dice: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». Y la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU dice: «Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos». Con lo que termino con otra pregunta: ¿no es la Nota del Gobierno Riojano claramente anticonstitucional?

D. Pedro Trevijano Etcheverria

P. Pedro Trevijano Etcheverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.