Histórico de artículos
abril 2012
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivo de abril de 2012

MI SEMANA SANTA. RESUMEN DE UN COFRADE.

Mi Semana Santa, ademas de llevarla todo el año en mi pensamiento, dio comienzo el Miercoles de Ceniza, con la imposición de la misma en la Redonda. A partir de ahí, se fueron sucediendo una serie de acontecimientos que voy a ir relatando a continuación. Ademas de los actos propios de Cuaresma, hubo uno que me marcó especialmente el pasado 22 de marzo, que fue la misa, que junto con los hermanos del Santo Sepulcro, celebramos en recuerdo de don Gabriel de Unsaín. De este acto, doy cumplida cuenta en un artículo publicado en este blog.

Referente a los actos procesionales propiamente dichos, el 30 de marzo, Viernes de Dolor, acudí invitado por la cofradía de la Vera-Cruz de Alberite en representación de mi cofradía, y junto con cinco hermanos de Las Siete Palabras y el Silencio, al Vía-Crucis que realizan ese día con el Cristo de la Vera Cruz. Fue un acto muy bonito, resultando una estampa agradable y de verdadera fe, al ritmo que marcaban los tambores y los sentidos toques de las cornetas.

El Domingo de Ramos, tras ver la Entrada Triunfal en Jerusalén, y recordar la época de cuando era un niño de siete años, acompañando por vez primera a la “Burrita”, y verme reflejado en la cantidad de infantes que acompañan a esta hermosa procesión, me reuní con unos buenos amigos para dar comienzo a nuestra Semana Santa, con una comida de hermandad.

El Lunes Santo, acudí a ver salir a Nuestro Padre Jesús Cautivo de la residencia de Santa Teresa Jornet, con la esperanza de que el tiempo, acompañara, cosa que desgraciadamente no fue así, ya que en el momento en salio el paso a la calle, descargó una tremenda tromba de agua, que hizo que se suspendiera este Vía-Crucis.

El Martes Santo, antes de acudir a por las andas de mi cofradía, asistí a uno de esos actos que el azar quiso que contemplara, que es la colocación sobre sus andas procesionales del Cristo de la Agonía.
Una vez hube dejado las andas de mi cofradía en la Redonda, fuí a ver el Vía-Crucis de la Flagelación de Jesús. Quiero determe un instante en esta procesión, para destacar, no solo a la cofradía en su conjunto, sino tambien a la banda de tambores y cornetas, la cual, año tras año, va mejorando su repertorio procesional.

El Miercoles Santo, un año mas, fuí testigo de la limpieza y veneración del Cristo del Santo Sepulcro. Este acto, que se realiza antes de que el pueblo entre a venerarlo, lo prepararon en esta ocasión con sillas en la capilla de los Ángeles, dispuestas para las cofradías así como para la Hermandad.

Por la noche, un año mas, y ya son 33, acompañé a la Virgen Dolorosa en busca de su Hijo Jesús Nazareno, encontrandonos en la plaza del Mercado. El fervorín, corrio a cargo del Señor Obispo, y estuvo muy acertado en cada una de las palabras que dijo. Tras escuchar los toques de cornetas de ambas cofradías, y una hermosa jota dedicada a ambos pasos, realizamos el camino de vuelta.

El Jueves Santo, es uno de los días mas especiales para mí. Ese día, a las ocho de la mañana, estaba en la Redonda para proceder al montaje del paso de Nuestra Señora La Virgen de la Soledad.

Ya por la tarde, pude ver a Las Siete Palabras y el Silencio en la calle Portales, quienes, desgraciadamente, y otra vez por culpa del tiempo, tuvieron que darse la vuelta y volver al colegio.

Sí que tuvieron suerte el Descendimiento y la Magdalena, a los cuales, ví en la plaza del Mercado de donde ya, me despedí hasta el día siguiente.

El Viernes Santo, nuevamente con la esperanza puesta de ver procesionar por las calles del casco viejo al Cristo de las Ánimas, comprobé como tuvieron que acortar su recorrido a la Redonda devido a la lluvia. Lo vi entrar en la concatedral, al son de la saeta que el fiscornio entonaba, mientras los hermanos mecían el paso.

Ya por la tarde, y con un nudo en el estómago, al ver la climatología, me dirigí de nuevo a la Redonda, para participar en la procesión del Santo Entierro, de la cual, salí muy satisfecho, por haber cumplido, un año mas, con Nuestra Señora la Virgen de la Soledad, y conmigo mismo, al comprobar el cúmulo de sentimientos, que no voy a decir, pero que os los podeis imaginar.

Y por fín, el Domingo de Resurrección, me desplacé junto con otros amigos cofrades, a la localidad de Samaniego, para ver el juicio popular que se le hace a Judas, en el cual, siempre con buen humor, se sacan a relucir anécdotas de los vecinos de la villa que les han sucedido a lo largo del año.

Esta a sido mi particular Semana Santa. Intensa, hermosa y apasionante para mi. Deseo que tod@ vosotr@s, la habreis disfrutado como yo, con la fe puesta en este Jesús Resucitado, que nos salva del pecado.

FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN.

Miguel.

Hermanos…….CRISTO HA RESUCITADO.

Él había de resucitar de entre los muertos

Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 1-9

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.

Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo:

– «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. »

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró.

Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le hablan cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte.

Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

Palabra del Señor.

Imagen del Cristo Resucitado de Logroño

Imagen del Cristo Resucitado de Logroño

PROCESIÓN CRISTO RESUCITADO

Domingo de Resurreción, 8 de Abril de 2012, a las 12,00 horas y en el cementerio municipal se celebra la Eucariastía de Pascua de Resurrección organizada por la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Al término de la misa, salida procesional por las calles; Crta. de Navarra, Puente de Piedra, Avda. de Viana y Capitán Gaona hasta el colegio de la Compañía de María donde concluye tanto el recorrido de esta procesión como la Semana Santa 2012 en Logroño.

Hermanos…….CRISTO HA RESUCITADO

La resurrección de Jesús es medular para la fe cristiana. Si El no hubiera resucitado de entre los muertos, entonces la fe cristiana no tendría validez, siendo que Jesús mismo declaró que resucitaría de  entre los muertos al tercer día.  Por otro lado, si Jesús resucitó de entre los muertos, entonces todas sus afirmaciones son verdad y ahora podemos estar seguros que sí hay vida después de la muerte.

Jesús mismo, predijo su muerte y resurrección, y estos eventos sucedieron exactamente como él los había anunciado.

Leer el resto de esta entrada »

Cristo Yacente del Santo Sepulcro y Procesión del Encuentro

Hoy miércoles día 4 de abril de 2012 a las 12,00 horas, y en la Concatedral de Santa María de la Redonda, se ha celebrado una costumbre que se realiza año tras año y que cada vez va teniendo más adeptos e interés entre los fieles. Es la limpieza del Cristo y preparación tanto de la imagen como de la urna sepulcral para la inminente procesión del Santo Entierro.

Con más o menos publicidad del acto, montones de fieles se dan cita al mediodía de cada Miércoles Santo, al sonido de la campanilla, para presenciar la apertura de la vidriera y urna. La imagen de Nuestro Señor Jesucristo donada a la ciudad de Logroño por D. Gabriel de Unsain en el año 1694, es depositada fuera de la urna en unos cojines preparados para esta operación y se procede a su limpieza y perfumado, así como de su conservación. Terminadas las labores, los miembros de la Cofradía, proceden a pasar diferentes objetos tocando la imagen y los fieles asistentes  incluso niños de corta edad para tocar con sus propias manos a Jesús yacente.

 

Santo Sepulcro Logroño 3

Santo Sepulcro Logroño 3

Del libro de D. Eugenio Ugarte, HISTORIA DE LA SEMANA SANTA DE LOGROÑO, resaltar éste mismo acto pero de hace ahora 40 años, detallado por el autor de la obra.

El Miércoles Santo 29 de Marzo de 1972 se realizó a mediodía en la catedral de la Redonda por parte de la Cofradía del Santo Sepulcro una antigua costumbre que se ha convertido en tradición. Al dar la última campanada de las doce, el Mayordomo primero de la cofradía, ese año D. Rafael Rodríguez Ascacíbar, procedió a abrir la urna del Santo Sepulcro, extrayendo de la misma ayudado por sus cofrades, la imagen de Cristo yacente.

Santo Sepulcro Logroño 1

Santo Sepulcro Logroño 1

 

Depositándolo en el suelo, sobre los almohadones de terciopelo negros preparados al efecto. Las “Camareras del Sepulcro” proceden a su limpieza y aderezo con aceites perfumados y agua de rosas con un primor exquisito y una delicadeza amorosa, como cuando a Cristo las Santas Mujeres le ungieron y embalsamaron. Mientras tanto, el resto de sus cofrades proceden a la limpieza de la urna sepulcral con la misma fe y devoción.

Y en los momentos que la imagen de Cristo muerto esta fuera de la urna, son cientos los devotos que acuden a pasar por ésta imagen, pañuelos, medallas, o algún objeto querido para conservarlo en su casa como una reliquia. Para ello, los cofrades ayudan a complacer a todos los devotos, dándolo después a besar en medio de un impresionante silencio de respeto y reverencia.

Santo Sepulcro Logroño 2

Santo Sepulcro Logroño 2

Después, la imagen vuelve a su urna, la cual ya no se volverá a abrir hasta el próximo Miércoles Santo. De ésta forma ceremonial y emotiva, queda ya preparado para montarlo en las andas y procesionario el día de Viernes Santo en la del Santo Entierro.

Esta ceremonia de limpieza del Santo Sepulcro y de la imagen del Jesús muerto, se ha convertido en una verdadera tradición para el pueblo de Logroño, que todos los Miércoles Santos, esperan con devoción la hora señalada para este acto.

Al término de ésta ceremonia, se procedió a efectuar la bendición del guión que la cofradía iba a estrenar el día de Viernes Santo en la procesión, bendición que se hizo en presencia de todos los cofrades y devotos que se encontraban en la iglesia.

PROCESIÓN DEL ENCUENTRO

También hoy, 4 de abril de 2012 y a las 22.30 horas, Comenzará la tradicional procesión del ENCUENTRO. A la hora indicada y desde la parroquia de Santiago El Real, Jesús nazareno a hombros de sus cofrades iniciará el recorrido  por las calles de Logroño hasta encontrarse con María su Madre Dolorosa, quien a la misma hora que el hijo, comenzará su recorrido desde la Concatedral de Santa María de la Redonda.

Jesús Nazareno Logroño

Jesús Nazareno Logroño

Los recorridos son los siguientes: Jesús Nazareno sale de su parroquia de Santiago el Real, calle de Santiago, Marqués de San Nicolás (Mayor), Martínez Zaporta, Portales y Plaza del Mercado. La Virgen Dolorosa, sale de la Concatedral por la Plaza del Mercado, Portales, Marques de Vallejo, Muro de la Mata, Muro del Carmen, Plaza Amós Salvador, Caballerías y Plaza del Mercado.

Virgen de la Soledad Logroño

Virgen de la Soledad Logroño

Ambas imágenes se encontrarán sobre las 23.00 horas. Tras el fervorín, los “pasos” llevados de nuevo a hombros de sus respectivas cofradías, volverán a sus respectivos templos por las calles Plaza del Mercado, Mercaderes, y Marqués de San Nicolás (Mayor) donde Madre e Hijo se separan con recorridos diferentes. Jesús el Nazareno regresa a Santiago el Real por la  calle Marquésde San Nicolás (Mayor), Santiago hasta su templo y La Virgen Dolorosa regresa a la Concatedral por Sagasta, Portales y Plaza del Mercado.

LA PRIMERA PROCESIÓN DEL ENCUENTRO ( Del libro Historia de la Semana Santa de Logroño de Eugenio Ugarte)

Para la Semana Santa de 1.942 la Junta de Gobierno de la Hermandad, a cuyo frente estaba como Hermano Mayor don Félix Martínez Val, preparó dos innovaciones que mejoraron notablemente nuestra Semana Santa, ambas para el día de Jueves Santo, 2 de Abril. La primera consistió en un “Miserere” que se celebró en la Colegiatadela Redonda; y la segunda fue la primera procesión llamada “del Encuentro” realizada a continuación, una vez terminado el “Miserere”.

Para las diez menos cuarto de la noche, en que estaba anunciado el “Miserere”, toda la iglesia dela Redondase encontraba totalmente llena de público, ávido de escuchar innovación tan acertada y era de todo punto imposible penetrar dentro del templo. A la misma hora ocupó la Hermandad la Vía Sacra, ante-presbiterio y parte inferior del coro, mientras el Guión con la Junta de Gobierno se situaba en el presbiterio y en el centro del mismo el Rvdo. don Julio Merino, cura párroco de Palacio.

El Prior de la Hermandad, Rvdo. don Pedro Baldomero Larios, rezó una estación al Santísimo Sacramento que contestó la Hermandad y público y a continuación el coro con la orquesta y órgano interpretó el “Miserere” a tres voces del maestro Camó, bajo la dirección de don Tomás F. Iruretagoyena y al órgano el maestro Calvet. El público escuchó con sumo agrado la ejecución de ésta pieza musical, novedad desconocida en las Semanas Santas de Logroño, como así mismo el numeroso público estacionado en el exterior del templo en que se habían colocado unos altavoces para la retransmisión del acto, siendo posteriormente muy alabado por todos los que lo escucharon.

A continuación comenzó la salida de la Hermandad, que lo hizo con sus impresionantes filas y sus grandes cirios encendidos, llevando a hombros el “paso” de “La Dolorosa”.

En ésta salida tuvo una brillantísima presentación el grupo de soldados romanos con su vestimenta de época, seis con capa azul y otros seis con capa encarnada, al frente de los cuales iba un centurión con una magnífica capa encarnada. Todo el vestuario era de mucho gusto y muy bien llevado por doce artilleros del Centro Castrense de Acción Católica de Artillería.

Estos soldados romanos abrían marcha tras la Cruz recorriendo la procesión por la calle General Mola, Tabacalera y calle Mayor hasta su cruce con la de Santiago. En éste momento, los soldados romanos se destacaron del cortejo hasta la puerta de la iglesia de Santiago dónde simularon el prendimiento de Jesús Nazareno y formados en sus lados lo condujeron hasta la confluencia de Mayor con Sagasta dónde ya se encontraba la Hermandad con el “paso” de “La Dolorosa”, situándose el “Nazareno” frente a su Madre. La banda de trompetas de Artillería comenzó a tocar una marcha floreada; cantó dos magníficas saetas, con gran sentimiento, don Valentín Atienza, y el Prior de la Hermandad, Rvdo. P. Larios dirigió breves palabras glosando la escena del “Encuentro” entre el Hijo y su Madre, todo ello retransmitido a las cercanías mediante altavoces debidamente instalados con antelación.

No puede ser descrito el espectáculo que en ese momento ofreció todo el trozo de la calle Sagasta, calle Mayor y bocacalles adyacentes ni los esfuerzos de la policía para contener a los miles de personas que apretados, cubrían estas calles. Nunca se había visto cosa parecida ni silencio tan profundo como el que se produjo cuando los altavoces comenzaron a dejar escuchar los primeros toques de trompetas y hasta que el Prior terminó su glosa. Fue algo indescriptible, emocionante y que produjo en cuantos lo presenciaron un gran efecto de piedad y seriedad. Una vez terminada la escena, se reemprendió la marcha hasta la iglesia de Palacio donde fueron recogidos los otros dos “pasos” para su traslado ala Redonda, siguiendo por las calles de Travesía de Palacio, Herrerías, San Bartolomé, plaza de Amos Salvador y General Mola hasta llegar ala Colegiatadela Redonda, dónde terminó la procesión con el rezo de otra estación al Santísimo, sobre las doce de la noche.

El tiempo no acompaña

Parece que está de que no………. La imagen de Jesús Cautivo de la Cofradía Entradade Jesús en Jerusalén, parece que no quiere “pasear” por las calles de la ciudad a hombros de sus cofrades. Ayer por la tarde noche, justo en el momento de la salida y cuando ya D. Fernando García Cordón daba sentido a la primer estación  del Vía Crucis Penitencial con Nuestro Padre Jesús Cautivo, unas nubes muy caprichosas decidieron descargar su contenido, interrumpiendo y poniendo punto final a este Vía Crucis nada más empezar.

Lo curioso es que a esa misma hora, desde las calles que separa la circunvalación por la zona de la gran superficie Berceo, no se mojo tan siquiera el suelo y más hacia Varea…ni gota.

En fin, otro año será………

Jesús Cautivo Logroño foto 1

Jesús Cautivo Logroño foto 1

 

Jesús Cautivo Logroño foto 2

Jesús Cautivo Logroño foto 2

 

Jesús Cautivo Logroño foto 3

Jesús Cautivo Logroño foto 3

 

Jesús Cautivo Logroño foto 4

Jesús Cautivo Logroño foto 4

 

Dejo unas fotografías muy bien recogidas por Juan Marín del diario La Rioja del los momentos de tapar y desmontar la imagen de Jesús.

A ver si hoy, hay mas suerte y las nubes se contienen por lo menos hasta el final de las dos procesiones…..

 

Vía Crucis Procesional de la Flagelación de Jesús y Santo Rosario del Dolor Logroño 2012

Vía Crucis Procesional de la Flagelación de Jesús y Santo Rosario del Dolor Logroño 2012.

 

3 de abril de 2012 Martes Santo

A las 20.30 horas desde la Parroquia de Santa Teresita situada en la calle Menéndez Pelayo Pelayo nº 2 de Logroño, saldrá el Vía Crucis procesional de la Cofradía la Flagelación de Jesús con el siguiente recorrido: Calle Somosierra, Menéndez  Pelayo, Huesca, Lardero y Somosierra, regresando a su parroquia.

LA FLAGELACIÓN DE JESÚS

La flagelación en sí no fue un castigo exclusivo para Jesús. Lo mandaba la ley. La flagelación era un preámbulo legal a toda ejecución. Había una excepción: los ciudadanos romanos condenados a decapitación no eran flagelados, sino fustigados con la fusta. Esto se hacía, según Tito Livio, en el mismo lugar del suplicio, inmediatamente antes de la decapitación.

Los condenados a crucifixión eran flagelados habitualmente durante el trayecto que había entre el lugar donde se dictaba la sentencia y el del suplicio. Muy raro, como en el caso de Jesús, que se llevara a cabo en las dependencias del tribunal. Esto sólo se hacía en los casos en que la flagelación era sustitutiva de la pena capital. El caso de Jesús fue raro. Su flagelación no fue la legal que precedía a toda ejecución y que se daba en el trayecto, camino del suplicio, sino que constituyó un castigo especial, como veremos. Esto exige dos explicaciones: cuándo le flagelaron y el porqué

Mateo y Marcos no nos dicen ni cuándo ni el porqué, sólo constatan el hecho: “Y habiendo hecho flagelar a Jesús, lo entregó (Pilato) para que lo crucificaran”.

Lucas es más explícito, y cuando está explicando los esfuerzos de Pilato para salvar a Jesús, al final nos cita una frase del Prefecto: “Le castigaré y luego le soltaré”. Ya vislumbramos algo. Juan nos afirma que Jesús fue flagelado durante los juicios de Pilato. Ya tenemos el cuándo. Veamos ahora el porqué:

Pilato juzga que la primera acusación hecha a Jesús (“Se ha hecho Hijo de Dios y según nuestra ley debe morir” no caía bajo la ley romana. Era cuestión religiosa y la Justicia romana no actuaba en estos casos para dirimirla. Por lo que consideró a Jesús inocente: “No encuentro en él, causa alguna de condenación”.

Tras una deliberación de los judíos, éstos hacen una segunda acusación que sí entraba dentro de la Lex Julia: (Había permitido ser aclamado Hijo de David que según ellos iba a ser su rey). Quería hacerse rey y esto iba contra el Emperador. Pilato tiene obligación de atender esta acusación. Pilato pregunta a Jesús sobre su realeza y, no sacando nada en claro, lo considera de nuevo inocente.

Enterado de la estancia de Herodes en Jerusalén y siendo Jesús su súbdito, Pilato se lo envía a ver si le resuelve el problema. No es así y Pilato en el tercer juicio dice a los judíos: “Ni Herodes ni yo encontramos en él causa alguna de muerte”.

Después de los fracasos anteriores, Pilato equipara a Jesús con un criminal y ladrón, con Barrabás. La propuesta era, a quién de los dos querían que les soltase. La plebe prefiere a Barrabás, a la vez que grita que Jesús sea crucificado.

Ante las decepciones anteriores, Pilato decidió dar a Jesús un sustitutivo de la pena capital, para acallar al pueblo: “Le castigaré y luego le soltare”. Después de este episodio, es cuando Jesús es flagelado y viene el hecho del ECCE HOMO.

  

Flagelación de Jesús

Flagelación de Jesús

Y tenemos pues, el cuándo y el porqué.Una vez la orden de castigo, Jesús fue atado con cuerdas gruesas y resistentes. Las manos por encima de la cabeza, quedando así, casi suspendido de la parte alta de la columna o del techo. De esta manera quedaba inutilizado, para que no pudiera defender algunas partes del cuerpo con los brazos, y para que en el caso de choc, no cayera al suelo.

El instrumento utilizado para la flagelación, fue el flagrum taxillatum, que se componía de un mango corto de madera, al que estaban fijos tres correas de cuero de unos 50 cms., en cuyas puntas tenían dos bolas de plomo alargadas, unidas por una estrechez entre ellas; otras veces eran los talli o astrágalos de carnero. El más usado era el de bolas de plomo.

El número de latigazos, según la ley hebrea, era de 40, pero ellos por escrúpulos de sobrepasarse, daban siempre 39. Pero Jesús fue flagelado por los romanos, en dependencia militar romana, por tanto more romano, es decir, según la costumbre romana, cuya ley no limitaba el número. Sólo estaban obligados a dejar a Jesús con vida, por dos razones: una, para poder mostrarle al público para que éste se compadeciera (era la intención de Pilato), y la otra, para que en caso de condena a muerte, llegara vivo al lugar de suplicio y crucificarlo vivo: era le ley.

 SANTO ROSARIO DEL DOLOR

 

También a las 20.30 horas desde la Plaza de San Agustín de Logroño, saldrá el Santo Rosario del Dolor con la Cofradía de la Santa Cruz con el siguiente recorrido: Calle Portales, Plaza del Mercado, de nuevo Portales, Sagasta, Marques de San Nicolas (Mayor), La Merced para regresar de nuevo a la Plaza de San Agustín.

Stabat Mater

Stabat Mater

ESTABA LA MADRE DE JESÚS  (STABAT MATER)

María, la madre de Jesús, se encontraba también en Jerusalén cuando recibió la noticia de la detención de su hijo.  María le ve y llora porque está lleno de golpes, de bofetadas, de escupiduras y coronado de espinas”, “commota sunt omnia viscera mea”  y viendolo se desvanece.

La acompañan algunas otras mujeres,  entre ellas está María Magdalena. Así pues, al lado de María, la otra figura especialmente excepcional sobre las demás mujeres es Magdalena. Entre todas la llevan siguiendo a Jesús cargado con la cruz. Cuando Jesús es clavado y  María lo ve, no hablan. La crucifixión se describe y se acentúa con toda su crueldad y los tormentos impuestos a Jesús. Le sale sangre de las 4 heridas, de pies y manos. La belleza huye de su rostro y se cumple lo que dijo Isaías, que el que era speciosus se ve indecoras. El rostro lo tiene lívido por los azotes recibidos. En María cabe  el deseo de morir con Él. Pide a los judíos que la crucifiquen con Jesús, invoca a la muerte con palabras de dolor y desesperación, pero la muerte huye de quien la busca. Jesús es para ella padre, hijo, esposo, y no quiere quedar sola; no tendrá quien la aconseje. Finalmente, seguramente le dice a Jesús que, si no puede ser que muera con él, que le deje a alguien. El tono triste y desesperado de María, que ha perdido las fuerzas, que desea morir junto a él, que llora continuamente, acongojada por la visión de Jesús, es el mismo que la de cualquier madre que ve morir a su hijo de esta manera tan brutal.

El versículo del evangelio de Juan, en el que Jesús le encomienda a su madre, es una de las pocas referencias evangélicas a María en la Pasión de Jesús, Dice Jesús desde la Cruz, (1136-1137): “Mulier, ecce fílius tuus”, añade que no ha de llorar, que él ha de beber el cáliz y ha de salvar a la humanidad; y que no la deja sola, porque estará con ella por todos los siglos. Entretanto le dice a Juan que la cuide. El tono empleado por Jesús es más calmado, es como un sermón en el que adoctrina sin que su dolor se refleje en notas de dramatismo o de desesperación. Jesús dice a María: “Madre, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19, 26). En una especie de testamento: encomienda a su Madre al cuidado del hijo, del discípulo. Pero también dice al discípulo: “Ahí tienes a tu madre” (Jn 19, 27).